ESTAR EN CASA Y MEJORAR TU ORATORIA

Ahora que estas mas tiempo en tu casa, te cuento algunas cosas simples pero de impacto para mejorar tu oratoria.

En una época muy lejana (mundo previo a la pandemia) mis clientes y alumnos me decían: -“No tengo tiempo ni lugar para practicar mi oratoria”.    “Cuando queres que me ponga a practicar si no paro de trabajar?”.

De repente todo cambio… Estamos en casa más que nunca, si bien la mayoría de las personas continúa trabajando a distancia, de buenas a primeras, el tiempo empezó a sobrar. No hubo que viajar mas a los trabajos, la oficina es el cuarto de al lado, no hay que llevar los chicos a la escuela, ni siquiera ir al supermercado. Si antes no tenias tiempo para mejorar tu oratoria, esta es una gran oportunidad. 

Aquí es cuando mis clientes y alumnos me dicen:  – “Ahora no puedo practicar mi oratoria, no tengo público”. “A quien le hablo? ¡¡¡¡Estoy solo!!!!”.

Te invito a que aproveches este tiempo en tu casa, para mejorar tu oratoria, tu capacidad para comunicarte de manera asertiva, diciendo lo que queres decir cuando lo queres decir.

¿Como haces? Déjame que te cuente TRES ejercicios bien caseros para que te pongas manos a la obra a entrenar tus habilidades:

  • Tomate un tiempo para ESCRIBIR. Sí, la oratoria tiene mucho que ver con la escritura. Pensá tus mensajes. Escribilos, elegí las palabras que mejor representen tu idea. Diseña tu estructura de mensaje, elabora un mini guion. Así cuando tengas que hablar ante los demás vas a evitar dispersarte e irte por las ramas.
  • Usa la GRABADORA DE VOZ de tu celular. Hace mucho tiempo, los oradores le dictaban sus discursos a un asistente, para que este lo escribiera y no se perdiera el vigor de las ideas. Hoy es mucho más fácil y mas barato. Solo necesitas apretar un botón en tu celular para comenzar a grabarte. ¿¿Qué beneficios conseguís?? La posibilidad de escuchar tu voz, escucharse a uno mismo es vital para que practiques tus tonos tanto como tus velocidades. También te sirve para ir grabando tus ideas y asegurarte de no olvidártelas.
  • Muchos, pero muchos VIDEOS. Para sentir el vértigo de hablar ante los demás, ya sea en presencia física o de manera online, proba con grabarte en videos donde repasas y practicas tu presentación o guion. Grábate una y otra vez. Míralos. ¿Qué cosas te gustan? ¿¿Cuáles te gustaría mejorar?? Advertencia: Es muy probable que te genere cierta incomodidad verte en acción, por lo cual no busques la perfección en los videos: primero porque la misma no existe, es un criterio subjetivo; segundo porque si buscas el video perfecto nunca te vas a conformar, poniendo en riesgo el seguir grabando o incluso subirlo alguna vez a tus redes.

 

Fíjate que no necesitas tener nada especial para practicar en casa. Un cuaderno, un celular y muchas pero muchas ganas. No me digas que no te avise. ¿Qué haces acá sentado atrás de este articulo? ¡¡¡Vamos a practicar tu oratoria!!!

 

Un abrazo

 

Martin Lorences

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *